Metaverse y Su Valor

Al igual que en el mundo real, los inversionistas de terrenos digitales son especuladores que creen que su propiedad aumentará de valor.

Las plataformas de metaverse basadas en blockchain como Decentraland, son mundos virtuales en 3D que ofrecen a los usuarios la oportunidad de comprar sus tierras como inversión.

¿Quién está comprando tierras en el Metaverse?

El 21 de junio, se vendió un terreno virtual en Decentraland como NFT por 1.3 millones de MANA, la criptomoneda nativa de la plataforma, equivalente a $913,228.20 en ese momento.

La firma de inversión de bienes raíces digitales, Republic Realm, comprarón el equivalente a alrededor de 66,304 metros cuadrados virtuales (16 cuerdas) de terreno digital, el terreno digital más extenso jamás comercializado.

Este terreno se utilizará para construir y desarrollar edificios y locales en el metaverso, donde la gente podrá reunirse, asistir a exposiciones, eventos y en general, vivir una realidad virtual.

¿Qué está impulsando el auge de las tierras digitales?

El buzz del metaverse ha preparado las bases para el surgimiento de un nuevo tipo de economía basada en el marketing y el comercio de activos digitales.

Mucho antes de que Facebook anunciara su cambio de nombre a Meta y adoptara la nueva tecnología, eventos como conciertos de metaverso y propiedad de NFT ya estaban despertando interés y entusiasmo entre inversores, especuladores y consumidores.

Sin lugar a dudas, Facebook jugó un papel importante en la aceleración de la adopción del metaverso. Sin embargo, los expertos de la industria ya habían captado la esencia del negocio e hicieron planes en consecuencia.

Tierras digitales vs tierras físicas

Las tierras digitales se venden como NFT y, por lo tanto, son escasas por diseño. El token original es el único que tiene valor real, y su escasez es lo que lo hace más valioso y acumula apreciación con el tiempo. Las tierras metaversas se convierten en activos valiosos al igual que las tierras físicas, y la gente puede ganar dinero vendiéndolas, arrendándolas o construyendo sobre ellas.

La principal diferencia entre los dos es que los usuarios ahora pueden poseer terrenos digitales desde la comodidad de sus hogares sin tener que incurrir en los costos legales y de seguros o los largos trámites burocráticos que se requieren para comprar un terreno en el mundo real.

El modelo de negocio del metaverse

El modelo de negocio aplicado al metaverse es relativamente simple y éticamente alineado con los principios de la tecnología blockchain y NFT. Las redes digitales descentralizan las ganancias al incentivar a los usuarios a intercambiar NFT, o tierras digitales, al tiempo que contribuyen al desarrollo y crecimiento de la plataforma. La propiedad de la plataforma y sus ganancias se distribuyen luego entre la base de usuarios y ya no están solo bajo la prerrogativa de los accionistas.

Las criptomonedas se adaptan más el metaverse, donde la descentralización y un cierto grado de anonimato solo pueden ayudar a impulsar el éxito de la industria.

¿Qué define el valor de las tierras metaversas?

Las tierras digitales o metaverse son activos finitos, al igual que las tierras físicas. Su escasez es uno de los primeros componentes que inciden en el precio.

La ubicación es otra. Las ubicaciones premium en el metaverso son más valiosas, como en el mundo real. Barrios elegantes, áticos de lujo, villas caras: todos son ingredientes que pueblan el mundo virtual.

En última instancia, la capacidad del metaverso para atraer consumidores que gastan criptomonedas en este mundo paralelo determinará su éxito.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s